Historia

El parque se encuentra en la jurisdicción del Municipio de Paso de Carrasco, perteneciente a la Ciudad de la Costa (Canelones), a escasos kilómetros del límite con el departamento de Montevideo.
Son necesarios varios días para recorrer sus cuatro fracciones e introducirse en este verde y abierto escenario que abarca casi 350 hectáreas, de atractivo particular, y descubrir así todos sus rincones. El parque está delimitado al sureste por la rambla Costanera, que lo separa del Río de la Plata, al suroeste por la avenida a la Playa, por el noreste lo bordea la avenida Racine y al noroeste los bañados del arroyo Carrasco.
A su vez, cabe destacar que el parque es atravesado por las principales vías de acceso este a la capital, tales como la avenida Giannattasio, avenida de las Américas y avenida Wilson Ferreira Aldunate (ex camino Carrasco).


Contexto conceptual

Por los diversos documentos oficiales de la época se sabe que en sus inicios se lo conoció indistintamente como Parque Público Nacional de Carrasco, Parque Centenario o Parque Nacional de Carrasco; luego se lo rebautizó en homenaje al presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt. Es el primer parque estatal creado en Uruguay. A pesar de su nombre, o es un parque nacional como tal. (MGAP 2006. Dirección de Recursos Naturales Renovables. Recopilación de leyes, decretos y normas que regulan la conservación y el uso de los recursos naturales renovables).

Recibió esa denominación porque fue administrado de forma equivalente a la de un parque nacional, lo que contribuyó a su desarrollo en la oferta recreativa, educativa y científica. Desde 1916 los parques nacionales se constituyeron como una versión extramuros de aquellos parques urbanos, utilizada para asaltar y sustituir “los indeseables” ambientes naturales.

Conformaron la continuación de nuestros parques capitalinos. Así se inició esa etapa, en la que también surgieron los parques Andresito (1921), Santa Teresa (1927), San Miguel (1937) y Bartolomé Hidalgo (1944).  (Rafael Tejera (2006). La política de áreas protegidas en Uruguay (1993-2005).


Origen

El campo inaugural de la práctica mencionada fueron los bañados de Carrasco, a los que el Estado consideraba una gran mancha de tierras inútiles, que por añadidura era temida como posible foco de enfermedades, por mantener una gran población de mosquitos cerca de la ciudad.
El área fue donación de Alfredo García Lagos, y su superficie inicial comprendía

1.142 hectáreas de bañado y 350 de campo. La donación tenía dos condiciones: el Estado debía desecar el bañado y forestar las tierras secas, creando un parque de uso público, ya que entonces las tierras anegadizas eran vistas como sin valor y como riesgo para la salud. La ley del 13 de diciembre de 1915, promulgada el 16 de diciembre del mismo año por el presidente Viera, en su artículo 1 “autorizó al Poder Ejecutivo a invertir de Rentas Generales hasta la suma de cincuenta mil pesos en la preparación del Proyecto y ejecución de las obras que demanda la desecación de los Bañados de Carrasco” y en el artículo 2 expresó que “se destinaron dichos terrenos a la FORMACIÓN DE UN PARQUE PÚBLICO NACIONAL”. La aceptación de la donación se verificó por el decreto del Poder Ejecutivo del 21 de diciembre de 1916, con destino a la formación del Parque Público Nacional de Carrasco.
Finalmente, a partir de la aceptación, se comete la gestión al Ministerio de Obras Públicas (MOP) en ese entonces, a través de su Departamento de Parques.

Recopilación: Ing. Agr. Ramiro Lopez Ferrando

RESPONSABLE
Parque Roosevelt - Parque de los Derechos

CONTACTO
Dirección: Av. de las Américas s/n
Teléfono: 2601 1350 - 2601 1654
Email: parquedelosderechos@imcanelones.gub.uy
Instagram: parque_roosevelt